lunes, 26 de septiembre de 2011

Pequeño tratado lingüístico sobre la pinga


Pido disculpas a todo aquel que haya podido sentirse ofendido por la última palabra del título de este ensayo y aprovecho para pedirle que deje de leer en estos momentos porque susodicha palabra no solo no cesará de repetirse a lo largo de este artículo, sino que, de hecho, será su gran protagonista.

Y es que alguien tiene que darle a este vocablo el valor que verdaderamente se merece. Palabras como “neoliberalismo”, “clonación” o “Naruto”, muchísimo más nuevas, han sido ya el objeto de numerosos escritos. No es el caso de “pinga”, palabra que, sin embargo, expresa como pocas en la lengua española (y en muchas otras lenguas, solo comparada quizás con el “fuck” inglés) una amplísima gama de estados de ánimo, emociones y sentimientos. Así que con la decisión de hacer justicia, y escudándome en la idea de que para un lingüista el concepto de “mala palabra” es secundario, me animo a hacer este pequeño tratado.

Antes de pasar al uso sincrónico de la “pinga” (a partir de ahora le quitaremos las comillas para hacerla más natural) hagamos una pequeña alusión a su origen. No se sabe de qué época data el vocablo (o por lo menos yo no lo sé), pero si se le pregunta a alguien entrado en años, le responderá que cuando nació, ya existía. Tampoco se sabe de dónde proviene. Buscando para la confección de este ensayo encuentro algunas propuestas pero no me atrevería a citarlas por carencia de un basamento serio. Aclaremos de paso que se hablará aquí de la versión cubana de la pinga, así los extranjeros, tanto hispanoparlantes como otros, podrán servirse de esto como ayuda (No hay nada peor que alguien no nacido en nuestras tierras gritando pingas en una esquina como si nada). No: la pinga hay que saber usarla (juego de palabras no intencional).

En sentido estricto la pinga hace referencia al miembro viril masculino, sin importar sus dimensiones. Es de un uso extremadamente vulgar en este caso, aunque recomendable en la cama (¿se imaginan a alguien excitado ante un “Oh, papi, qué desmesurado falo”? No lo creo; la vulgaridad se impone en el lecho). Pero pinga es mucho más. Si este fuera su único sentido, no sería nuestro objeto de estudio en esta oportunidad.

Algunos de los múltiples usos de la pinga pueden ser:

-      para reforzar nuestra oposición ante una tarea asignada - “Ni pinga”.

-      para descubrir las verdaderas intenciones de una persona - “¿Qué pinga te pasa?”

-      ante la duda - “¿Y eso qué pinga es?”

-      como puro elemento enfático - “¿Para qué pinga te haces la cabrona?”

-      al lanzarse en una montaña rusa - “¡Pingaaaaaaa!”

-      interjección ante un golpe - “¡Ño, pinga!”.

-      como sustituto de algún elemento de la frase, cuyo verdadero nombre se desee ignorar - “Ya te dije que quitaras la pinga esa de arriba del refrigerador”

-      indicando la nostalgia – “¡Ay, pinga!”

-      como referente temporal - “¿Cuándo pinga se acaba ese programa?”

-      para expresar admiración - “¡Pinga, qué lindo!”

-      como complemento directo - “Manda pinga”.

-      para indicar un ofrecimiento  - “La pinga pal’ que sea”

Sus compuestos y derivados son numerosos y en ocasiones tan importantes como la misma pinga. De esta forma, “despingar”, “repinga”, “comepinga” o “empingar” pertenecen también a nuestro acervo, engrandeciendo así la lengua de Cervantes.

Debemos prestar atención, ya que en ocasiones el uso de la pinga puede ser confuso. Así, una frase como “La fiesta estuvo de pinga” puede ser tanto positiva como negativa, en dependencia del contexto e incluso de la entonación.

-      La fiesta estuvo de pinga (estrés sobre la preposición “de” y movimiento con la mano: la fiesta estuvo buena)

-      La fiesta estuvo de pinga (sin pausa ni estrés y con cara de molestia: la fiesta no estuvo buena)

De la misma manera, los verbos “ser” y “estar”, que caracterizan a la lengua española, son fundamentales a la hora de jugar con la pinga.
       
-      Luisa es empingada (Luisa es tremenda muchachita, de buenos sentimientos y presta sus cosas)

-      Luisa está empingada. (Luisa está molesta; no se te ocurra pedirle nada ahora)

Imagino a célebres de la historia que, de haber tenido la palabra pinga en su lenguaje, la habrían utilizado en circunstancias donde se imponía su uso. Así, veo a Colón bajándose de su carabela, poniendo una rodilla en nuestra isla y diciendo emocionado: “Pinga, esta es la tierra más fermosa que ojos humanos han visto”. O a Galileo en el momento en que se enfrentaba a la Inquisición y decía resignadamente: “Y sin embargo se mueve, pinga”. O la traducción de “Eureka”, que pronunciara el griego Arquímedes al descubrir la densidad, no es otra que “¡Lo he encontrado, pinga!” O a aquellos miembros del desafortunado Apolo 13, declarando su situación a su puesto de mando: “Houston, tenemos un problema de pinga”. En todos los casos, una pinga se hacía necesaria.

Su uso desmedido es a evitar. No solo implica vulgaridad, sino que le hace pensar a las personas que uno está necesitado de la pinga en otras facetas de su vida. No: la pinga debe usarse de manera limitada para no quitarle su verdadero valor imponente. Pero tampoco renunciar a ella. No hay nada como una pinga en un momento determinado para evitar confusiones o detener malentendidos. La pinga es una poderosa arma, y como tal, debe ser usada sabiamente (otro juego de palabras no intencional).

Quede este como un primer acercamiento serio y profesional a esta palabra que enriquece nuestra lengua. Confiemos en que otros lingüistas se sumen y contribuyan a sacar a la pinga del oscurantismo en el que se ha visto inmersa hasta ahora. Y es que el fenómeno de la pinga en nuestra lengua es, citando a otro célebre y valga la redundancia… ¡de pinga, queridos amiguitos!

38 comentarios:

Anónimo dijo...

Que nadie se atreva jamas a decir que lo que tu escribes es pinga!

Janet dijo...

Te quedó de pinga de verdad!!!:)

Anónimo dijo...

Que bien se te da lo de escribir, pinga!!! ;) Yanet con "Y" jejeje.

Liana dijo...

Esta empingado como siempre jajaja

Daniell dijo...

De pinga chamaco! Te la comiste!! ( no me refiero a la pinga) jajajaja
Beso!

laura dijo...

Genial!!!!! jajajjajaja

Ana Hernández dijo...

Rauly a ti la pinga!!!!!!!!!!!! jejeje

Anónimo dijo...

¡¿¡¿¡¿¡¿Colón bajándose de su calavera?!?!?!?! Por favor!

Anónimo dijo...

comiquisimo.. que manera de reimer en el trabajo me van a botar pa la pinga lol . Saludos

Anónimo dijo...

está de pinga esta reflexiones.. jajaja

Anónimo dijo...

Te estas refiriendo al empleo de un comodin en el uso cotidiano del lenguaje, como en su momento los fueron los 'cojones' que tanto dieron de que hablar, o en su defecto el 'coño', lo que si es un abuso es que se mezclen los 3: Coño, ahora si!! yo no se que cojones se piensa el comepinga este!!

Neil Roca dijo...

Muy de Pinga tu post Raulito!!!! quisiera hacer un pequeno aporte: kon el tema de Luisa y el uso de: "ser/estar+de+PINGA" Ex. Luisa es de pinga.( Luisa es mala persona, muy fuerte de caracter, etc) y; Luisa esta de pinga ( Luisa la pobre esta pa los leones, ke mala esta, pingaaaa!!!, y pa kolmo es media anormal, RM, esta deprimida o esta enferma la pobre!!!)

Adi dijo...

Rauli sos "the Pink-Gun" de los blogers!!! jejjeje

Anónimo dijo...

está buenísimo, jajaja, te voy a enviar un concepto que te falto y así en la próxima publicación de está famosísima palabra lo adjuntas :) Fa

Anónimo dijo...

muy bueno desearía que todos tenga ese concepto claro para que la palabra pinga y sus múltiples usos lingüísticos se usen con normalidad y moderadamente esta de la pinga su mare ..

Raúl dijo...

Ya arreglé lo de la carabela. No sé qué pinga estaba pensando.

Alex Jorge dijo...

jajaja, muyyyy cómico. Me reí con pinga jajaja

Mar dijo...

Me parto y me troncho... como dice el Luisma.
Definitivamente: El post está de pinga (estrés sobre la preposición “de” y movimiento con la mano).
:)

cocoduro dijo...

yo no te conocia le doy las gracias a mi amigo Osmell por averme hecho conocerte.Has escrito esto de una manera tan genial que a partir de ahora en mi tienes un fan !chamaco te la comistes esto esta bueno con pinga!

Mylène dijo...

!Pinga...es el mejor tratado lingüístico que he leído¡¡¡

Anónimo dijo...

Con tanto novedoso y de importancia que hay para decir, escribir a la pinga y hacer al coro griego aplaudir por ello me parece una manera sublime de perder el tiempo. Que de avanzadas! A ese ritmo fundarás una vanguardia muy parecida a la dadaísta

Anónimo dijo...

Una amiga escritota, muy querida y culta, me dijo que habia descubierto una nueva acepción que le parecia genial, en lugar de decir "repinga", decia "resipinga", lo cual consideraba un aporte a la lexicografia pingal, jajaja. Muy bueno tu estudio.

izmatopia dijo...

jajajajaja! EMPINGA'O!!! (si porque el cubano no dice E M P I N G A D O, dice empinga'o).

Yo me atreví a usar la palabra en mi blog hablando de "Habana Blues" pues esa escena de Robertico echando esa tremendamente cubana y enardecida arenga soez a su amigo - devenido enemigo por instantes - ameritaba un crítica positiva por mi parte. Menos mal que mi blog lo lee gente abierta porque no hay nada como que venga un comepinga a estar criticando a uno por hablar como le salga de la pinga (o en este caso del bollo).

:)

Anónimo dijo...

Que Anonimo tan comepinga este de acá arriba

Raúl dijo...

jeje

Raúl dijo...

jajaja!!!

Wilfredo Ramos dijo...

Buen post, con mucho sentido del humor...que en definitiva es lo que nos define como cubanos, tanto en las buenas, como en las malas...pero cojones asere estas de pinga!!!!!!

Anónimo dijo...

wao una quemadera de pinga la de todos ustedes, solo superado por el quemador mayor y su moringa!!!
muy ingenioso sobre todo lo de: Houston, creo que nos despingamos!!!
te propongo que el proximo sea de "la cosa" y sus muchas aplicaciones

Anónimo dijo...

Hola tio, que te quedó EMPINGAO tu escrito, quiero ver más.

Aioria90 dijo...

Muy buen análisis Raúl! Me divertí mucho leyéndolo. Aquí en Argentina se dice "pingo", sólo que en este caso si se puede encontrar su origen. En el dialecto arrabalero porteñ, pingo quiere decir caballo, de ahí se hace analogía con el miembro reproductor masculino porque ambos "se paran". Jaja, un abrazo

Pikas dijo...

Como orgulloso gallego que soy, a los cuales seguro que conoceis muy bien, no puedo evitar dejar de poner en vuestro conocimiento la palabra "carallo". No solo esta a la altura de "pinga" o "fuck", si no que además puede abarcar el significado de ambas palabras.

un saludo (pikas)

Anónimo dijo...

lo de que eres lingüista es un chiste no?

Mauryn Cobas Osorio dijo...

También querido Neil: Luisa esta de pinga!!!!!Que rica (apellido) es que mas que esta para los leones, esta de pinga!!!No???

Mauryn Cobas Osorio dijo...

Raúl...Divine ta publication!!!!!

Anónimo dijo...

Esta muyyyyyyyyyy de pingaaaaaaaaaaaa!!!! Empingao el articulo.

Anónimo dijo...

Rauli, solo revisa que pusiste que Colon dijo "Esta es la tierra mas FERMOSA, nada que parece que el teclado estaba de p....a!!!! Muy bueno, por cierto, refinado e inteligente!!!

Dayron Ledesma dijo...

esto estuvo de pinga, con estrés y movimiento de la mano en "de"....genial

kaicerthedog dijo...

Si una feminista llega a leer esto
dira que tu escrito es ofensivo y
que se centra en hacerle una oda al
falo y su superioridad sobre la
mujer..... cosa que es verdad, todo
ser humano en gestacion empieza
como mujer y la cantidad de
testosterona determinara si se
convierte en hombre completando los
genitales del pene, entonces la
mujer es un ser incompleto. Aparte
de todo eso una risa todo el
escrito y mucha razon para el uso
de la linguistica.


Instagram